Denominación de Origen Rioja

Inglés

EN-CONSTRUCCION



Bodega Señorío de Somalo

Vive, Siente, Comparte

Denominación de Origen Rioja

Situada en la Rioja Alta, enclavada en la ruta de los Monasterios, Suso y Yuso, se encuentra la Bodega Señorío de Somalo.

 

Es en ella, donde elaboramos nuestros vinos procedentes de viñedos propios y de la compra de uva a pequeños viticultores de la zona, todos ellos amparados bajo la Denominación de Origen Calificada Rioja.

La tradición familiar se remonta a los años 1890, donde nuestros antepasados ya cultivaban sus propios viñedos y elaboraban sus propios caldos. Que en pellejos o botas de cuero, vendían y distribuían a sus pueblos vecinos. Años más tarde, en el año 1952, nuestros padres continúan la labor emprendida plantando nuevos viñedos y vendiendo dicho vino en garrafones de vidrio de 16 litros envueltos en cesta de mimbre. Esta labor se continúa y va pasando de padres a hijos. Siguiendo con esta tradición, somos nosotros mismos los que en 1991 pasamos a elaborar nuestros vinos en la bodega familiar. Y es en 1998 cuando decidimos, crear una marca propia, “Señorío de Somalo”, haciendo referencia a nuestro apellido familiar, dándole así un impulso mayor y una nueva dimensión a lo que estamos haciendo, fundando la Bodega Señorío de Somalo. La bodega está dotada de todos los recursos suficientes para adaptarse a las exigencias de nuestros clientes, teniendo por objetivo poder elaborar nuestros vinos en un nivel de calidad máximo en toda su gama.

 

Información bodega actual.


– Edad viñas: Un 60% del viñedo tiene entre 40 a 50 años y el resto entorno entre 15 a 20 años.
– Variedades uva: Tempranillo, Garnacha y algo de Mazuelo. Viura y Malvasía.
– Capacidad de elaboración, depósitos: 600.000 Litros
– Elaboración: 300.000 a 400.000 Litros
– Barricas: 400 aproximadamente

Nuestra bodega, conjuga modernidad y tradición, está equipada con los más modernos procesos de elaboración y cuenta con los recursos suficientes y la tecnología necesaria para mantener en la medida de lo posible, las tradiciones artesanales, lo que nos permite ofrecer unos caldos con un alto nivel de calidad en toda su gama.

Antes de la recolección de la uva en campo, teniendo en cuenta cada una de las parcelas de viñedo, hacemos un seguimiento muy estricto de su evolución desde su brotación, cuajado y envero, que posteriormente hacemos un aclarado o limpia de racimos, consiguiendo una menor producción pero de mayor calidad, y dando entrada en nuestra bodega, parcela por parcela, una vez consideradas las óptimas condiciones de maduración

Una vez recepcionada la uva en bodega, manualmente procedemos a una mayor selección, que posteriormente cada partida dependiendo de su calidad, destinaremos para vinos jóvenes, crianzas, reservas o grandes reservas.

El proceso de fermentación se produce en depósitos de acero inoxidable con camisas de fermentación controlada, a temperaturas óptimas y con ello poder extraer mejor los taninos y materia colorante, una vez finalizada la fermentación mantenemos el vino en contacto con los hollejos durante 10 a 15 días, a lo que llamamos una posfermentación, consiguiendo un mayor cuerpo y redondeo lo que hace que sean vinos más finos y agradables al paladar.

 

Los Vinos que elaboramos son:

 

– Tinto joven, en sus variedades garnacha y tempranillo.
– Rosado, variedad garnacha y viura.
– Blanco joven –blanco fermentado en barrica y blanco reserva, variedades (viura y malvasia)
– Tinto crianza, variedades tempranillo y garnacha.
– Reserva, variedades tempranillo y garnacha.
– Gran Reserva, tempranillo principalmente.

De los orujos, procedentes de la elaboración , se destilan nuestros aguardientes:
– Aguardiente blanco
– Aguardiente de hierbas
– Aguardiente envejecido

También disponemos de un vinagre natural propio de nuestros vinos, que comercializamos en envases de ½ litro.

 

Lo que nos diferencia:

 

La diferencia con respecto a otras bodegas, como bodega familiar que somos, es que empleamos los procesos de elaboración de nuestros antepasados.

En nuestros vinos elaborados fruto de la fermentación, la decantación o precipitación de los sedimentos naturales que obran en suspensión se produce por medios naturales con el frío del invierno y esto conlleva un pequeño retraso a la hora de la comercialización, pero así conseguimos que el vino conserve unos mejores aromas y frescura, apreciando un sabor y aromas más agradables al paladar.

La clarificación de nuestros vinos se hace muy suave y respetuosa.

La filtración se produce con placas muy finas esterilizantes.

En cuanto a nuestras barricas, son de roble americano, algo francés y ruso que es un tipo de barrica destinada para Gran Reserva con poro muy fino y que la utilizamos para vinos más suaves como Blanco Fermentado y Reserva Blanco.

El vino permanece en nuestras barricas hasta conseguir los mejores frutos de envejecimiento y oxigenación que se consideren necesarios. Y posteriormente lo embotellamos y le damos un reposo muy importante en botellero hasta su comercialización, consiguiendo con ello un mejor redondeo y finura en nuestros vinos.

Logo-completo


Frase célebre


No hay pincho malo con Señorío de Somalo.

Bodegas Señorío de Somalo

Desde 1952